Metafísica para principiantes (XI): El Kybalión : Verdad, Bondad y Belleza

martes, 5 de junio de 2007

Metafísica para principiantes (XI): El Kybalión

Siguiendo con nuestros estudios metafísicos, hoy vamos a hablar de la obra cumbre universal de esta materia. El libro que empezaremos a estudiar a continuación fijó las bases de la metafísica hasta tal punto, que actualmente sigue siendo su referencia indiscutible. Me estoy refiriendo al Kybalión, cuyo autor es Hermes Trimegisto. Este hombre está considerado uno de los mayores sabios de todos los tiempos, pues además de escribir los siete principios universales (conocidos como el Kybalión), se dice que fue el padre de la alquimia y de la astrología. Materia esta última que, por cierto, y aunque muchos se la toman a guasa debido al intrusismo de tanto jeta desaprensivo, es mucho más seria e influyente de lo que nos han hecho creer.

Aunque muchos piensen que los alquimistas eran personas que transformaban vulgares metales en oro, la realidad es que la alquimia consiste en una transformación, sí, pero de tipo mental. La verdadera alquimia lo que persigue es que tú, amigo lector, cambies tu mentalidad. Persigue una transformación de tus creencias, de tal forma que te conviertas, metafóricamente, en una persona de oro. La piedra filosofal que se decía que permitía transformar los metales en oro, no es más que un símbolo para representar la metamorfosis de persona común en persona de oro. El conocimiento de las Leyes del Universo que nos descubrió Hermes en su Kybalión, te abrirá las puertas a una vida infinitamente mejor que la que has llevado hasta ahora.

Supongo que conocerás sobradamente la palabra hermético y su significado. Pues bien, el origen de dicho vocablo lo hallamos precisamente en el padre de la metafísica, Hermes. Las enseñanzas que vamos a ir desgranando en las próximas entregas de Metafísica para principiantes, se dice que fueron herméticamente guardadas, con un celo extremado, para que sólo unos pocos elegidos las conocieran. Finalmente fueron tres iniciados quienes pusieron en negro sobre blanco las siete leyes universales aunque, insisto, su auténtico autor es Hermes Trimegisto, por si la SGAE.

Los siete principios universales de que habla el Kybalión son:

1.- Principio del mentalismo

2.- Principio de correspondencia

3.- Principio de vibración

4.- Principio de polaridad

5.- Principio de ritmo

6.- Principio de causa y efecto

7.- Principio de generación

Si logras poner en práctica estos siete principios universales que vamos a estudiar en las próximas semanas, tu vida experimentará un cambio tan radical, que ya querría Teresa Viejo. El único pero gran obstáculo para alcanzar el éxito metafísico, y por tanto en nuestras vidas, es la impaciencia. Debemos de ser constantes y obrar con fe; sólo de esa forma podremos disfrutar de una transmutación asombrosa. Aprenderemos a ser los creadores de nuestras propias vidas. Como dice Joe Vitale en El Secreto, nosotros somos como Miguel Ángel y nuestras vidas son el David que tenemos que esculpir. ¿Te subes a este barco que está a punto de zarpar, o prefieres seguir malviviendo en la más profunda ignorancia?

5 COMENTARIOS:

Anónimo dijo...

Observo que tiene usted un amplio conocimiento, más del que yo pensaba, acerca de la metafísica. Su artículo de hoy es muy interesante pues menciona una obra secreta y prohibida hasta hace poco, El Kybalión. Reconozco que sé de ella desde hace poco, en concreto desde el momento en que me prejubilé. A partir de ese momento empecé a hurgar por bibliotecas reales y virtuales y descubrí esta maravilla. No he profundizado mucho en ella; veo que usted sí. Me parecerá muy interesante que nos vaya contando sus puntos de vista sobre tan importante y sorprendente legado escrito de la antigüedad.
Profesor Sibelius

Anónimo dijo...

Desde luego que me subo al barco. He malvivido muchos años y ahora quiero disfrutar y, sobre todo, intentar luchar por lo que deseo. TANA

Darth Santa dijo...

el articulo me parece muy bueno y conozco los siete principios herméticos y han arreglado mi vida. El Tres Veces Grande continua otorgandole sabiduría a aaquellos que están preparados

Snake dijo...

Alquimia, la razón de mi vida, el conjunto de verdades impensables para todos aquellos que no están preparados. Y para los que creen estarlo, los aseguro que la primera ley de la Alquimia es La Equivalencia. Y que para crear, algo de igual valor debe perderse.

Snake dijo...

snake2005_cr@yahoo.com

La verdad os hará libres.